Códigos de

                  Luz 

 

Activación de los 13 Pilares

de la Consciencia

Canalización de los Elohim

 

Desde el corazón de la Tierra sostenemos un canto Sagrado. Somos aquellos que existen en todos los Planos como guardianes del Plan. Aquellos que vigilan la existencia, aquellos que habitan como consciencia vivas en las estrellas y los planetas. No tenemos un nombre, pues nuestra existencia es un flujo continuo de Luz y Vida que viaja desde y hacia los confines de toda la Galaxia, en un movimiento permanente de Luz y consciencia pura, donde la identidad no tiene cabida, pues somos aquello que siempre ha sido y Es. 

 Desde el corazón de la Tierra acompáñanos la existencia. Somos los guardianes de Gaia, aquellos que han sostenido la impronta del Plan Divino, aquellos que trajeron la Luz de las Estrellas y la sembraron en cada partícula de este Tierra para crear un entramado vivo de Luz y consciencia que unifica al planeta con la galaxia entera.

 Nosotros sostenemos la conexión con las Bibliotecas Vivientes a través de ese entramado que es verdaderamente un sistema nervioso, que genera impulsos de información a la velocidad de la Luz. 

 Gaia permanece en esa sincronía recibiendo desde los confines de la galaxia paquetes de información que son sostenidos en su corazón e irradiados hacia cada ser vivo a través de todos los reinos. Vegetales, minerales, animales y cada uno de los elementos del Planeta custodian y sostienen toda la información que da vida a la Biblioteca Viviente. 

 Este Plan Divino de la Biblioteca Viviente se origina como parte del propósito de Gaia, milenios antes de la aparición de la Tierra de MU. En la era en la que los dinosaurios caminaban sobre la Tierra, ocurre el inicio de la Biblioteca Viviente y en ese momento nos presentamos en esta Tierra, creándose el circuito vivo para el intercambio de información con las restantes 11 Bibliotecas Vivientes. Sirio, Pléyades, Orion, Arcturus, Antares y Venus, forman parte de este entramado vivo, recibiendo y emitiendo Luz en un intercambio constante en el que, lo que ocurre en esta Tierra repercute en cada una de las restantes Bibliotecas. Es una danza continua de experiencias e información. 

 Con la creación de la Biblioteca Viviente se inicia el proceso de interconexión humana, en el cual Gaia coloca un velo entre la quinta y cuarta dimensión, manifestando la estructura de la rejilla cuántica. Esta  sostendría la vibración de los arquetipos para la consciencia humana en tercera dimensión y el entramado de manifestación en el cual la humanidad podría diseñar su propia realidad a través de la vibración del pensamiento y sentimiento. 

 En ese ciclo se crea la Plantilla Viva del ADN galáctico humano en colaboración con las 6 Madres Cósmicas. La Ballena Madre, La Madre Canina, la Madre Equina, la Madre Ave, la Madre Felina y la Abuela Tortuga ofrecen su Luz, para la creación de esa impronta cósmica que origina el ADN humano en colaboración con las conciencias de cada una de las restantes Bibliotecas (Pléyades, Sirio, Orion, Arcturus, Antares y Venus)

Y para sostener la energía de la impronta cósmica en el Ser Humano, nosotros los Elohim proyectamos la vibración de los 13 Pilares de la Consciencia, que conforman un camino vivo para la trascendencia de la dualidad en el Ser. Estos pilares representan virtudes o principios que mantienen alineada la consciencia con las Leyes de la Luz, facilitando la conexión humana con la Fuente Divina. 

 Los 13 Pilares fueron depositados como Rayos de colores en la Tierra ingresándolos y anclándonos en el Polo norte y posteriormente sostenidos como un santuario que ha estado presente en la era de MU, Lemuria y Atlántida. El santuario de los Pilares fue creado y sostenido con la fuerza del rayo azul zafiro, el rayo del orden guardián de las Leyes de la Luz. Hoy en día ese santuario renace en Stonehenge, lugar desde el cual el reloj galáctico de la Tierra ha sido reiniciado.

 Cada Pilar se encuentra sostenido en el ADN del ser humano, sin embargo sus puntos de acceso consciente se sostienen en las articulaciones y en el sistema endocrino del cuerpo. 

 Tanto las articulaciones como el sistema endocrino funcionan como puntos de activación del cuerpo de Luz en el cuerpo físico. El sistema endocrino es un circuito de llaves que permanece en alineación con la energía solar y se encargan de activar la Luz y la consciencia multidimensional a nivel físico. 

 Las articulaciones del cuerpo, son los puntos de anclaje del cuerpo de Luz a nivel físico y al mismo tiempo permanecen en alineación  con el ritmo natural de la Tierra, las 13 lunas que corresponden al ciclo rítmico con el que la Tierra se mueve en el universo.  Guardan la memoria de la historia del Alma y representan a cada Pilar de la Consciencia.

 Cuando se presentan problemas físicos en alguna de las articulaciones, naturalmente la persona necesita alinearse con alguno de los principios sostenidos por los Pilares de la Consciencia. 

Abrimos por lo tanto este ciclo y permaneceremos sosteniendo la conexión mes con mes.

       En Amor la Consciencia

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now